Qué son los estilos de aprendizaje

Por Celeste Condoleo

May 18, 2022 • 6 min lectura

Cada ser humano aprende algo nuevo o incorpora información de manera única. Esto suena bastante lógico, ¿no? Si cada persona es un mundo en sí mismo, no podemos pretender que todas aprendamos de la misma forma.

Ahora bien… De solo pensar en abarcar todas las formas singulares de aprender en un curso online nos da un PATATÚS 😂 Pero no desesperes, que varios autores han hecho el trabajo de investigar y determinar diferentes estilos de aprendizaje. Sus características son tan distintas que te dejarán como este emoji 😱

Índice de contenidos

¿Cuáles son los estilos de aprendizaje?

Según los autores del libro Los estilos de aprendizaje: procedimientos de diagnóstico y mejoran (Fuente: Revista Aula Universitaria), existen cuatro tipos de aprendizaje: pragmático, activo, reflexivo y teórico. Profundicemos un poco en cada uno de ellos.

tipos de aprendizajes: pragmatico, activo, reflexivo y teorico


  • Aprendizaje pragmático

Los estudiantes que adoptan este estilo de aprendizaje buscan la aplicación práctica de las nuevas ideas. No les interesa tanto la teoría, sino más bien la posibilidad de dar respuestas a problemas concretos de manera rápida y efectiva. En general, disfrutan de trabajar en grupo y asumir riesgos para conseguir resultados. Por el contrario, evitan reflexionar y analizar las ideas con mucho detenimiento.

  • Aprendizaje activo

Las personas con un tipo de aprendizaje activo poseen una mente abierta y sienten entusiasmo a la hora de abordar nuevas tareas. De hecho, suelen realizar varias labores en simultáneo. Les gusta el trabajo en equipo, pero se aburren con actividades administrativas y a largo plazo.

  • Aprendizaje reflexivo

Estos estudiantes aman reflexionar, contemplar una misma situación desde diferentes perspectivas y comprender el significado profundo de las cosas. Se los percibe como analíticos, exhaustivos y muy conscientes.

  • Aprendizaje teórico

Las personas con este tipo de aprendizaje son metódicas, lógicas y estructuradas a la hora de incorporar nueva información. Les gusta resolver problemas con objetividad y racionalidad y huyen de las implicaciones emocionales o subjetivas.

Hasta aquí suena muy interesante, ¡pero no es todo! A estos tipos de aprendizaje se le suman otros tres grandes sistemas para procesar la información: el sistema de representación visual, el auditivo, el kinestésico y el de lectoescritura, cuyas definiciones nacen a partir del estudio de la Programación Neurolingüística. (Fuente: Revista Cubana de Educación Superior) ¡Conozcámoslos!

tipos de sistemas visual, auditivo, kinestésico, lectoescritura
  • Sistema de representación visual

Este sistema tiende a ser el dominante en la mayoría de las personas y permite procesar y reunir la información de manera visual. Los diagramas, imágenes, tablas, mapas conceptuales y gráficos facilitan el aprendizaje de estos estudiantes.

  • Sistema de representación auditivo

Estos estudiantes incorporan más fácilmente la información que provenga de conferencias, grabaciones, debates, relatos o clases orales. La música y la posibilidad de debatir en voz alta son esenciales en este sistema.

  • Sistema de representación kinestésico

Para estas personas la experiencia corporal es la clave para incorporar nueva información. Las actividades, prácticas de laboratorio, juegos y simulaciones les ayudan a generar un aprendizaje profundo y difícil de olvidar.

  • Sistema de representación de lectoescritura

Las personas con este sistema procesan mucho mejor la información a través de la lectura y la escritura. Cualquier tipo de intercambio de palabras es válido: diccionarios, presentación escritas, textos, libros, exámenes escritos.

Con este panorama, seguramente ya tienes una idea de qué estilo de aprendizaje es más efectivo
para ti.

Y no te sorprendas si te identificas con más de uno: ¡se puede tener diferentes estilos de aprendizaje a la vez! 🤓

Pero, quizás, todavía te preguntes “¿Para qué sirven los estilos de aprendizaje? ¿Por qué debería tenerlos TAN en cuenta al momento de estructurar mi curso online?” La respuesta es simple: para facilitar el camino de aprendizaje de todos tus estudiantes.

Además, ¡la variedad en el formato de los contenidos dentro de un curso online o de un producto digital que enseña algo siempre es positiva!

Genera dinamismo y motivación.

¿Cómo integrar cada estilo de aprendizaje en mi curso?

✅ Para integrar el aprendizaje pragmático, propón tareas con resultados concretos, la elaboración de planes de acción, la aplicación inmediata de una idea teórica.

✅ Para el aprendizaje activo, haz hincapié en el microaprendizaje, plantea dinámicas de equipo y sugiere ejercicios prácticos luego de presentar cada nuevo contenido.

✅ Para el aprendizaje reflexivo, ofrece diferentes visiones o teorías de una misma temática, facilita un espacio de intercambio de opiniones e incita a la propia reflexión.

✅ Para el aprendizaje teórico, plantea una estructura precisa de tu curso online, comparte con claridad la finalidad de cada contenido que enseñas y ofrece espacios de preguntas y respuestas.

✅ Para integrar el sistema de representación visual, los videos no pueden faltar en tu curso online. El aprendizaje visual no solo es el dominante en la mayoría de los estudiantes, sino que, hoy en día, el 46.8% de los usuarios en Internet elige conscientemente aprender, formarse y capacitarse a través de videos. (Fuente: Digital 2022 Global Overview Report).

✅ Para el sistema de representación auditiva los videos también son esenciales, ya que funcionan como una explicación oral. También puedes grabar algunos contenidos en audio y asociar música a diferentes conceptos.

✅ Para el sistema de representación kinestésico es importante sugerir actividades corporales que complementen las explicaciones que brindas en tu curso.

✅ Para el sistema de representación de lectoescritura, ofrece material de lectura como guías o manuales e incluye instancias de evaluación escrita.

Brainstorming: ideas creativas para aportar en cada estilo de aprendizaje

Ya conoces cada estilo de aprendizaje y ya sabes cómo tenerlos en cuenta a la hora de convertir tu talento en un curso online 😉 Ahora, pensemos en algunas ideas concretas y creativas para ir más allá de los moldes y contemplar cada tipo de aprendizaje en la modalidad virtual.

🧠 Inspirar movimientos corporales después de cada video: estirar, respirar conscientemente, frotar las manos con intensidad y luego llevarlas al pecho, sacudir brazos y piernas, aflojar la cabeza. Una mini sesión de yoga para mantener el cuerpo receptivo y ayudar a las personas con aprendizajes activos
y kinestésicos.

🧠 Incentivar la creación de algo en casa, al estilo DIY, que luego puedan grabar o fotografiar y compartir por redes sociales. Esto es ideal para el aprendizaje pragmático.

🧠 Recomendar películas, series o podcasts para complementar la formación o capacitación. Los aprendizajes visuales, auditivos y reflexivos estarán encantados.

Estas son solo algunas sugerencias para que te inspires, pongas tu creatividad en acción y propongas ejercicios para tus estudiantes. Una vez que ya tienes la idea de tu curso, puedes ver cómo dar los primeros pasos en Wisboo y empezar a vender tus productos digitales 🚀

Preguntas frecuentes

¿Qué esperas para automatizar la venta de tus productos digitales?

Empezar gratis