Cómo hacer un guion de video

Por Emilio Trionfetti

Sep 03, 2021 • 11 min lectura

¡Luz, cámara, acción! 🎬 Sabemos que la experiencia de grabar un video puede ser tan emocionante como atemorizante. Pero debes saber que la mejor manera de sentirse confiado y evitar el miedo es afrontando el desafío con la debida preparación. Más allá del talento y los recursos técnicos que tengas a disposición, si no sabes qué decir, cómo decirlo, ni cuándo decirlo, perderemos tiempo valioso, e incluso dinero. Es por esto que queremos ayudarte en la elaboración de un elemento clave de la etapa de preproducción: el guion.

En este artículo te daremos algunos consejos para que puedas redactar un guion que garantice un producto de calidad, aprovechando cada minuto de grabación y logrando comunicar exactamente eso que tienes en mente.

Índice de contenidos

1. El valor del guion

No ganaremos un premio a la originalidad por decir que el video es un formato con muchísima popularidad y engagement. Cada día se reproducen más de mil millones de horas de video en las diferentes plataformas existentes. Ya sean clases en vivo o grabadas, videos de venta, o videos virales circulando por las redes sociales, hablamos siempre de una herramienta ágil y accesible, tanto para fines educativos como recreativos y promocionales.

Queda claro que la realización de algo tan importante no puede quedar librada a la improvisación o inspiración del momento. Es necesario que registres las ideas que deseas implementar en tu video en un documento que orientará todo el proceso de grabación. Ese documento es el guion. Piensa en él como un instrumento que se encarga de describir de forma detallada lo que debe suceder a nivel auditivo y visual en el transcurso de cada escena.

Prescindir del guion es arriesgarte a comunicar tus ideas con poca claridad y a librar al azar el control de los tiempos de grabación.

Ahora que ya conoces el valor que aporta el guion para ordenar tus ideas, ¡Veamos cómo encararlo!

2. Preguntas necesarias ❓

Como paso previo al desarrollo del guion, necesitas hacerte una serie de preguntas clave respecto al video:

✔️ ¿Por qué o para qué lo creas?

✔️ ¿A quién va dirigido?

✔️ ¿Dónde y cómo lo piensas a compartir?

✔️ ¿Qué aprenderá específicamente tu audiencia, qué problema le ayudarás a resolver?

✔️ ¿Cuáles son los puntos clave del tema?

✔️ ¿Qué deseamos que haga la audiencia al terminar la reproducción? (“llamada a la acción”)

Sobre la base de las respuestas podrás delimitar el tema y los objetivos de tu video, articular un discurso apropiado para tu público, y establecer la duración y las características de la pieza. De este modo, ya tendrás las herramientas necesarias para definir la estructura del guion y sus partes.  

hombre leyendo un guión con una cámara lista para grabar

3. Estructura de un guion 📝

Para elaborar un guion se suele utilizar el mismo esquema narrativo básico presente en toda historia, compuesto por un inicio, un desarrollo y un desenlace. Debes seleccionar las ideas clave de las respuestas obtenidas en el ejercicio anterior y aplicarlas a este esquema. Piensa qué quieres contar y cómo hacerlo para que las ideas fluyan de forma lógica y enlazada de principio a fin. La estructura te ayudará a tener bloques definidos y evitará que incluyas información irrelevante que no hace a tus objetivos ni a los de tu público.

De modo general, podemos decir que:

💥 El inicio es el momento en que saludas y presentas el tema a exponer. Estos primeros segundos del video son cruciales para despertar el interés de la audiencia.

💥 El desarrollo es la sección más extensa, donde profundizarás en el núcleo y los puntos clave, intentando siempre presentar los contenidos de un modo coherente y asequible para tu público.

💥 El desenlace es el momento de cierre y recapitulación de lo expuesto en el vídeo. Es ideal que incluyas una despedida y los próximos pasos a seguir. El objetivo es que el espectador quiera saber más y tenga la seguridad de que en tu academia encontrará lo que necesita, ya sea una videoclase, un e-book, un curso especializado o cualquier otra oferta de valor.

hombre practicando frente a la cámara lo que dice el guión

Ten en cuenta que este esquema refleja la estructuración global de un curso o clase. Pero, ¿qué sucede cuando dividimos nuestro video en cápsulas más pequeñas como podría ser una lección dentro de un curso?

¡Lógicamente en dicha cápsula no volveremos a presentarnos y a despedirnos!

No obstante, es fundamental que el guion destinado a esa parte también respete la lógica narrativa que te explicamos anteriormente.

4. ¡A redactar! 🤓

Muy bien, con la estructura en mente lo siguiente será comenzar a construir el texto. Hay muchas maneras de hacerlo y no existe “la correcta”. Como fuente, puedes reutilizar un texto que ya tengas creado para otro contenido -blog, clases, etc.- o slides que hayas usado para una presentación. También, si manejas el tema holgadamente, puedes hacer una grabación libre de lo que quieres decir, transcribirla, y luego generar el guion a partir de esa transcripción.

En cualquier caso, lo importante es seleccionar y organizar los contenidos, con el objetivo de articular el tiempo y el discurso. Un buen guion debe ser funcional y contribuir a que el mensaje se transmita con la mayor eficacia posible.

Lee atentamente estas recomendaciones que te serán de gran utilidad para redactar tus guiones de video:

✅ No escribas de más: A diferencia de lo que ocurre con un guion de cine, no necesitas reflejar palabra por palabra lo que sucederá hasta el mínimo detalle. Considéralo más bien como una guía que te ayudará a entregar correctamente tu mensaje y que te permitirá optimizar el tiempo y otros recursos al momento de grabar. Fundamentalmente, incluye en tu guion lo que se verá y escuchará en pantalla, junto con su duración.

✅ Escribe pensando en la oralidad: Es decir, piensa el texto para ser dicho en voz alta. No debe ser demasiado complejo ni formal, lo que buscamos es evitar que los audios suenen de manera mecanizada y poco natural. Utiliza oraciones breves y precisas, siempre dentro de un tono conversacional.

✅ Ajústate a tu público: El tono del discurso debe adecuarse a tu audiencia y a los objetivos de aprendizaje definidos. Utiliza un vocabulario cercano, comprensible y apropiado para las personas destinatarias de tu mensaje.

✅ Ten presente el “dónde”: Adáptate a las características imperantes de la plataforma que hayas elegido para mostrar tu video. En un contexto de educación online, es recomendable intercalar distintos formatos audiovisuales y procurar que los videos no sean demasiado extensos. Créenos: los usuarios buscan algo atractivo y fácil de consumir.

✅ Detalla los niveles narrativos: Además del discurso principal, el guion debe incluir los distintos niveles de narración que se irán viendo y escuchando en tu video: superposición de texto, voz en off, música, imágenes, animaciones, etc.

✅ Sé específico cuando se requiera: Por lo general, para guionar la grabación de una videoclase la información del punto anterior será suficiente. En videos más complejos y con mayor peso creativo es conveniente señalar detalles tales como locaciones, vestuario, iluminación, decorados y acciones de los protagonistas. Añade toda la información que creas necesaria para que las personas que participan del proyecto entiendan exactamente lo que sucede y cómo están involucradas.

✅ Ensaya: Si necesitas estimar con precisión el tiempo que te tomará la lectura del guion para no excederte en la duración de tu video, puedes cronometrarte mientras lo lees en voz alta, simulando el momento de la grabación. Como regla general, puedes ajustarte al siguiente patrón: la lectura de una hoja completa de guion lleva aproximadamente 1 minuto. Este ensayo además te ayudará a eliminar palabras o frases que se ajustan bien a un texto escrito pero que quizá suenan demasiado rígidas de forma oral.

✅ Permítete ser creativo: Si bien no es tan usual en contenidos de carácter educativo, es posible que quieras plantear tu video a partir de un guion más “literario”. En ese caso, divide la estructura en distintos cortes. Para ellos, se utilizan los nombres de escena y plano. La escena comprende un mismo tiempo y espacio. El plano es la unidad más pequeña en una grabación audiovisual, generalmente determinada por el tamaño del encuadre, el enfoque, o el tiempo de duración, siempre en relación a la figura humana. Por su parte, las tomas son las veces que se repite un mismo plano. Detalla todo esto en tu guion si sientes que el contenido a grabar lo amerita.

5. Ejemplo de guion de video 📽️

Como norma básica, los textos se organizan en torno al contenido visual, indicando con precisión en qué minuto se verbaliza cada parte. De esta manera, podemos organizar la totalidad del video en tres dimensiones fundamentales: contenido visual, contenido verbal y duración.

Es importante que recuerdes lo siguiente: hay muchas formas de trabajar los textos, dependiendo de los formatos audiovisuales (video de orador a cámara, presentación o animaciones con voz en off, etc.), objetivos (educativos, promocionales) o recursos (técnicos, humanos) definidos. En este sentido, no es extraño encontrarse con guiones bastante despojados, con un formato lineal, sin columnas y con sencillas indicaciones dentro del texto, hasta otros más complejos, compuestos de una grilla con varias columnas y filas repletas de información y detalles.

A continuación te presentamos un ejemplo de un guion para un curso breve. Pero insistimos: cada proyecto es único y requiere soluciones propias. Siéntete libre de agregar o quitar columnas, según la necesidad de tus grabaciones.

cuadro ejemplo de un guión

Unos últimos consejos

  • A veces la persona en cámara tiene destinado un texto demasiado largo, difícil de memorizar. Para solucionarlo suele utilizarse un teleprompter (pantalla donde se proyecta el guion, situada en el mismo eje de cámara). Como alternativa “casera”, puedes utilizar un ordenador portátil: ubícalo sobre algún soporte, tratando de no perjudicar el plano. Otra opción es organizar el texto a partir de conceptos clave, que servirán de ayuda-memoria para ir articulando el discurso sin necesidad de leer. Haz un listado con los conceptos más importantes, a modo de guía “paso a paso”, para que el discurso se desencadene naturalmente, de manera ordenada y a un ritmo adecuado.

  • No pienses el guion como algo definitivo: si al momento de ensayar o grabar detectas que algo no funciona, ¡simplemente cámbialo!
hombre frente a la computadora mirando a un costado y sonriendo

¡Esperamos que nuestras recomendaciones hayan sido útiles y te den la confianza que necesitas para aventurarte a redactar tus primeros guiones! No queremos despedirnos sin recordarte que nuestra meta es acompañarte a medida que creces, sin importar la etapa en la que te encuentres, por esto te invitamos a probar nuestro plan Start, una opción pensada para que puedas crear tu propia academia online de manera gratuita, sin riesgo ni comisiones.

¡Manos a la obra!

Preguntas frecuentes

¿Qué esperas para automatizar la venta de tus productos digitales?

Empezar gratis